“Ciencia, Misterio y Catástrofes” es el título de la nueva edición de Semana de Ciencia y Tecnología del TUVCH

  • La observación astronómica “Noche de las Estrellas” forma parte del programa. 

Conocer las estrellas, entender los fenómenos naturales en la tierra, epidemias y pandemias son los temas principales de esta edición de Semana de Ciencia y Tecnología del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH), que se realizará del 27 de noviembre al 1ro de diciembre.

Durante toda la semana, a través de cuatro módulos interactivos en donde habrá talleres, exposiciones, exhibiciones y observaciones astronómicas, los visitantes aprenderán a buscar meteoritos y a realizar un modelo a escala de las fases lunares, podrán observar el sol con un telescopio, dar un paseo virtual por la luna y disfrutar de una proyección tipo planetario.

También se abordará el tema de la resistencia de las bacterias a los medicamentos actuales y su amenaza a la humanidad, el público podrá vivir la experiencia de ser detective y médico forense, y conocerá más sobre la teoría de la relatividad y el amor.

Además, se hablará de los efectos del cambio climático en la vida diaria, de los fenómenos magnéticos como la zona del silencio y el Triángulo de las Bermudas, así como de la propagación de las ondas sísmicas. Habrá una exhibición de vulcanismo y una máquina de rayos.

El público conocerá sobre la tecnología anti-sísmica y la resistencia de los materiales a los temblores. Podrán conocer y controlar un prototipo robótico, construir bóvedas celestes, fases lunares con galletas Oreo, un simulador de eclipses, una fábrica de nubes, una máquina de ondas, una pala hidráulica, una mesa de terremotos, entre mucho más.

Cabe mencionar que, en esta ocasión, la observación astronómica “Noche de las Estrellas 2017” forma parte de las actividades contempladas en esta Feria de Ciencias. La cita es en las instalaciones de esta Casa de Estudios de 9:00 a 17:00 hrs. La entrada es libre.

Para mayor información o agendar una visita, comunícate al 1708 5959 ext. 120 y 131, o da clic aquí

KAS

El movimiento del corazón

Estamos a casi un mes  de haber experimentado un sismo que nos sacudió de adentro hacia afuera y  de afuera hacia dentro; que nos generó miedos, ansiedades y que ocasionó pérdidas humanas y materiales que aún siguen doliendo  a nuestros hermanos y hermanas más afectadas en el Estado de  México, Morelos, Puebla y la Ciudad de  México. También, estamos a  más de un mes que ocurrió el terremoto que afectó a Chiapas y Oaxaca.

Es necesario y valioso reflexionar sobre lo que vivimos, y valorar las muestras de solidaridad espontánea que  surgieron y continuan, en especial de  los jóvenes  quienes sin pensarlo dos veces se sumaron a las acciones de rescate, de recolección de víveres y de aquello necesario para hacer menos traumática la experiencia que deja un evento tan inesperado como un sismo. A través de esta experiencia nos percatamos que lejos quedó la descripción dada a los jóvenes de esta generación, denominada “millennials”, la cual los consideraba apáticos, ajenos  al dolor del otro, distraídos y absortos en las redes sociales, ocultos detrás de una teléfono celular o una computadora.

Vimos a los jóvenes  saliendo a las calles a ayudar y, desde las redes sociales, convocar a otros  más a sumarse a tan noble causa, desestigmatizando que las redes sociales solo hacen daño. Vimos por ejemplo a jóvenes en las avenidas Cuauhtémoc, Tejones y otras de Chalco y Valle de Chalco, recaudando víveres y dinero, sin importarles el rayo directo del sol o la indiferencia de muchos.  Otros jóvenes han ido más allá, han tocado casa por casa, han animado  a  sus propias escuelas a ser solidarios. Es el caso de los universitarios del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco que han salido de sus aulas para compartir sus conocimientos  y alegría con las comunidades más afectadas del Estado de México: Ecatzingo, Ozumba, Tepetlixpa, Tepecoculco, Tlalmimilolpan y otras del Estado de  México. Aquí, algunos de sus testimonios:

“Me conmovió visitar el municipio de Ecatzingo, una comunidad donde la gente se dedica al campo y la mayoría de las casas es de adobe. Fue uno de los municipios más afectados… Al estar en ese lugar una señora en especial se acercó a nosotros y nos comentó en qué condiciones se encontraba su hogar, a mi punto de vista esta casa era una pérdida total, agregándole el hecho de que tenía como 20 días de que había fallecido su esposo y ahora se había quedado sin su hogar. Fue difícil consolarla, pero la fuerza que desprendía esta mujer por superar esto era demasiado grande, animándonos a seguir adelante con nuestras actividades.” 

José Antonio Bautista, 33  años.

 “La experiencia que se vivió dentro de todas las actividades de brigadas fue muy satisfactoria, porque no solo estás repartiendo víveres o algún otro producto básico a las personas que lo necesitan, estás entregando parte de tus sentimientos en cada ayuda que brindas…Cuando vas a un lugar a brindar apoyo, pasan por tu mente miles de cosas, intentas hacerte a la idea de lo doloroso que puede ser ver personas sin un lugar donde pasar la noche, sin alimento, ni agua. Jamás imaginas la magnitud de las cosas, hasta que las ves, quizás esa fue una de las cosas que llamó mi atención… me hizo pensar que no estamos excentos a nada, y que es preferible hacer las cosas o acciones que te brindan un logro moral”.

Alejandra Lima, 21 años.

 “Recorrí siete casas o quizás un poco más, la verdad es que cuando se tiene contacto humano de este tipo te olvidas de los números. La primera casa a la que entré era pérdida total, ya no se podía habitar ahí dentro porque estaba a punto de caerse. Recuerdo perfectamente el rostro del señor que nos permitió entrar en lo que fuera su casa, nos contó que algunos vecinos le ayudarían a “levantar un cuartito”, recuerdo también cómo se me hizo un nudo en la garganta al ver que una persona tan pobre lo había perdido todo y aun así se mantenía de pie viendo por su familia, creo que es este momento el que marcó mi vida  y mi experiencia, porque dejé de creer lo que los medios de comunicación difunden cada que realizan una nota para evidenciar que los jóvenes de hoy ya no son empáticos: yo lo fui en ese momento en el que noté cómo se me acabaron las palabras para decirle a ese señor que no perdiera la esperanza, quizás su casa ya no existiría dentro de poco, pero su hogar no se iba a quebrantar tan fácilmente.”

Brenda Denisse Corona Márquez, 21 años:

Estamos a casi un mes  de haber experimentado un sismo que nos sacudió de adentro hacia afuera y  de afuera hacia dentro; que nos generó miedos, ansiedades y que ocasionó pérdidas humanas y materiales que aún siguen doliendo  a nuestros hermanos y hermanas más afectadas en el Estado de  México, Morelos, Puebla y la Ciudad de  México. También, estamos a  más de un mes que ocurrió el terremoto que afectó a Chiapas y Oaxaca.

Es necesario y valioso reflexionar sobre lo que vivimos, y valorar las muestras de solidaridad espontánea que  surgieron y continuan, en especial de  los jóvenes  quienes sin pensarlo dos veces se sumaron a las acciones de rescate, de recolección de víveres y de aquello necesario para hacer menos traumática la experiencia que deja un evento tan inesperado como un sismo. A través de esta experiencia nos percatamos que lejos quedó la descripción dada a los jóvenes de esta generación, denominada “millennials”, la cual los consideraba apáticos, ajenos  al dolor del otro, distraídos y absortos en las redes sociales, ocultos detrás de una teléfono celular o una computadora.

Vimos a los jóvenes  saliendo a las calles a ayudar y, desde las redes sociales, convocar a otros  más a sumarse a tan noble causa, desestigmatizando que las redes sociales solo hacen daño. Vimos por ejemplo a jóvenes en las avenidas Cuauhtémoc, Tejones y otras de Chalco y Valle de Chalco, recaudando víveres y dinero, sin importarles el rayo directo del sol o la indiferencia de muchos.  Otros jóvenes han ido más allá, han tocado casa por casa, han animado  a  sus propias escuelas a ser solidarios. Es el caso de los universitarios del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco que han salido de sus aulas para compartir sus conocimientos  y alegría con las comunidades más afectadas del Estado de México: Ecatzingo, Ozumba, Tepetlixpa, Tepecoculco, Tlalmimilolpan y otras del Estado de  México. Aquí, algunos de sus testimonios:

“Me conmovió visitar el municipio de Ecatzingo, una comunidad donde la gente se dedica al campo y la mayoría de las casas es de adobe. Fue uno de los municipios más afectados… Al estar en ese lugar una señora en especial se acercó a nosotros y nos comentó en qué condiciones se encontraba su hogar, a mi punto de vista esta casa era una pérdida total, agregándole el hecho de que tenía como 20 días de que había fallecido su esposo y ahora se había quedado sin su hogar. Fue difícil consolarla, pero la fuerza que desprendía esta mujer por superar esto era demasiado grande, animándonos a seguir adelante con nuestras actividades.” 

José Antonio Bautista, 33  años.

 “La experiencia que se vivió dentro de todas las actividades de brigadas fue muy satisfactoria, porque no solo estás repartiendo víveres o algún otro producto básico a las personas que lo necesitan, estás entregando parte de tus sentimientos en cada ayuda que brindas…Cuando vas a un lugar a brindar apoyo, pasan por tu mente miles de cosas, intentas hacerte a la idea de lo doloroso que puede ser ver personas sin un lugar donde pasar la noche, sin alimento, ni agua. Jamás imaginas la magnitud de las cosas, hasta que las ves, quizás esa fue una de las cosas que llamó mi atención… me hizo pensar que no estamos excentos a nada, y que es preferible hacer las cosas o acciones que te brindan un logro moral”.

Alejandra Lima, 21 años.

 “Recorrí siete casas o quizás un poco más, la verdad es que cuando se tiene contacto humano de este tipo te olvidas de los números. La primera casa a la que entré era pérdida total, ya no se podía habitar ahí dentro porque estaba a punto de caerse. Recuerdo perfectamente el rostro del señor que nos permitió entrar en lo que fuera su casa, nos contó que algunos vecinos le ayudarían a “levantar un cuartito”, recuerdo también cómo se me hizo un nudo en la garganta al ver que una persona tan pobre lo había perdido todo y aun así se mantenía de pie viendo por su familia, creo que es este momento el que marcó mi vida  y mi experiencia, porque dejé de creer lo que los medios de comunicación difunden cada que realizan una nota para evidenciar que los jóvenes de hoy ya no son empáticos: yo lo fui en ese momento en el que noté cómo se me acabaron las palabras para decirle a ese señor que no perdiera la esperanza, quizás su casa ya no existiría dentro de poco, pero su hogar no se iba a quebrantar tan fácilmente.”

Brenda Denisse Corona Márquez, 21 años:

Estas experiencias son, a la vez, un cuestionamiento a instituciones como la familia, la iglesia, el gobierno, la escuela  y las empresas, pues nos preguntan si hemos hecho o estamos haciendo lo suficiente por ayudar a los jóvenes a que florezcan sus deseos más profundos, o al contrario,  si es que los obstaculizamos con etiquetas que estigmatizan, excluyen y entierran sus  deseos. Es tiempo de ampliar el dialogo intergeneracional, de soñar  y construir una sociedad sin exclusión con bases firmes de fraternidad, justicia y verdad, que no se caiga aín cuando un terremoto nos sacuda el suelo y la conciencia.

El Papa Francisco  intuye esta necesidad de escuchar la voz  de los jóvenes  y lo que pueden aportar  para ir reconstruyendo el tejido social de nuestras sociedades, por ello ha convocado a un Sínodo titulado “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, el cual será un espacio para dialogar, para escuchar los sueños  y aportar nuevas perspectivas de cómo vivir y ser  comunidad.

Que nuestra reflexión no se quede aquí, permitámonos seguir descubriendo en los eventos vividos nuevas rutas que nos permitan experimentar el calor de la fraternidad, la fuerza de la amistad, el coraje de no doblegarse ante los catástrofes naturales y sociales, y la ternura que da confiar en el  otro que nos sostiene cuando no se puede caminar solo.

Adrián de Jesús Ramírez Velázquez

Prenovicio Jesuita

Estas experiencias son, a la vez, un cuestionamiento a instituciones como la familia, la iglesia, el gobierno, la escuela  y las empresas, pues nos preguntan si hemos hecho o estamos haciendo lo suficiente por ayudar a los jóvenes a que florezcan sus deseos más profundos, o al contrario,  si es que los obstaculizamos con etiquetas que estigmatizan, excluyen y entierran sus  deseos. Es tiempo de ampliar el dialogo intergeneracional, de soñar  y construir una sociedad sin exclusión con bases firmes de fraternidad, justicia y verdad, que no se caiga aín cuando un terremoto nos sacuda el suelo y la conciencia.

El Papa Francisco  intuye esta necesidad de escuchar la voz  de los jóvenes  y lo que pueden aportar  para ir reconstruyendo el tejido social de nuestras sociedades, por ello ha convocado a un Sínodo titulado “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, el cual será un espacio para dialogar, para escuchar los sueños  y aportar nuevas perspectivas de cómo vivir y ser  comunidad.

Que nuestra reflexión no se quede aquí, permitámonos seguir descubriendo en los eventos vividos nuevas rutas que nos permitan experimentar el calor de la fraternidad, la fuerza de la amistad, el coraje de no doblegarse ante los catástrofes naturales y sociales, y la ternura que da confiar en el  otro que nos sostiene cuando no se puede caminar solo.

Adrián de Jesús Ramírez Velázquez

Prenovicio Jesuita

Director del TUVCH exhorta a titulados a seguir preparándose

Durante la ceremonia de entrega de títulos profesionales, el director del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH), Dr. Óscar Castro Soto, invitó a los titulados de esta Casa de Estudios a seguir preparándose durante toda la vida, pues la formación y la capacitación no terminan en la universidad.

En esta ocasión, seis egresados recibieron su título de Técnico Superior Universitario (TSU) en Procesos de Producción, 16 en Mecatrónica, seis más en Mantenimiento Industrial, 33 en Administración de Autotransporte y Logística, 22 en Cuidados para Personas Dependientes, 14 en Tecnologías de la Información y Comunicación con especialidad en Sistemas Informáticos, 10 con especialidad en Redes y Telecomunicaciones, y siete con especialidad en Informática Administrativas.

A todos ellos, el Dr. Castro dijo: “estamos convencidos que les hemos preparado para enfrentar el mundo laboral con herramientas y conocimientos adecuados para los retos que presenta hoy la industria, la empresa y el sector de cuidados”.

Felicitó a todos los egresados que ya se encuentran desempeñando su experiencia y conocimientos en el mercado laboral e indicó que, si todavía no es así porque acaban de egresar, “tengan la seguridad que son personas bien capacitadas y bien formadas para desenvolverse en el mercado laboral”.

Finalmente, los exhortó a estar atentos de las actividades y cursos que las coordinaciones de egresados, así como de educación continua y a distancia tienen preparados para ellos, mismos que se han implementado a partir de la incorporación al Sistema Universitario Jesuita a través de la Universidad Iberoamericana.

Por otro lado, el director agradeció la presencia del presídium, al fundador de esta Casa de Estudios, el Mtro. Enrique González Torres S. J., a quien se rindió homenaje por el 10 aniversario del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco. Asimismo, agradeció la presencia del Rector de la Universidad Iberoamericana (UIA) Ciudad de México y Tijuana, Mtro. David Fernández Dávalos S. J.

En el acto, que se realizó este 5 de octubre en las instalaciones de esta Casa de Estudios, estuvieron presentes el C.P. Leopoldo Navarro Flores, Director Administrativo de la UIA; el Mtro. Jorge Meza Aguilar, Director de Vinculación de la UIA; la Dra. Irma Gómez Cavazos, Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP); el LIc. Edgar Sánchez Balderas en representación del Mtro. Juan Millán, de la SEP Estado de México, así como miembros del Patronato.

KAS

 

¡Basta ya de sacar copias!, el TUVCH te invita a realizar un servicio social divertido

  • Abiertas las inscripciones directamente en la oficina de Difusión del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco o a través de Facebook.

Si eres alumno de bachillerato de CECYTEM, CETIS, CONALEP, CBTA o de otra institución, y estás por liberar tu servicio social, el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco te invita a participar en su programa “Divulgación de Ciencia y Tecnología”, en donde aprenderás, de una manera divertida, diversos temas como: astronomía, robótica, biología, paleontología, matemáticas, ciencia y ficción, entre otros.

Podrás desempeñarte como expositor, tallerista, constructor de proyectos y prototipos o, bien, como guía de recorridos; además, recibirás una capacitación por parte de divulgadores profesionales. Quienes ya han participado en este programa anual, como, Anahy Antonio Hilario, opinan que realizar esta actividad ha sido una experiencia inolvidable: “ahora veo a la ciencia divertida y sorprendente, espero regresar el año que entra”.

Los jóvenes y la sociedad en general, que participen en esta actividad, compartirán sus conocimientos en dos ferias científicas: Semana de Ciencia y Tecnología y Noche de Estrellas. Este programa también está disponible para quienes, aunque no tengan que liberar su servicio social, quieran ser voluntarios, aprender de forma lúdica y, de paso, ampliar su lista de amigos.

Las inscripciones están abiertas, así que, si estás interesado en realizar tu servicio social, prácticas o estadías profesionales de una manera divertida y enriquecedora, o, simplemente participar como voluntario, puedes hacer tu registro en el área de Difusión del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (Av. Tezozómoc, esq. Popocatépetl, Col. Alfredo Baranda, atrás del Palacio Municipal), o bien, a través de Facebook https://goo.gl/z8ncqD.

 

 

 

El Tecnológico da bienvenida al nuevo ciclo escolar

  • Se entregaron los premios al primer lugar del concurso “Yo soy TUVCH”

En una ceremonia, que se realizó este 11 de septiembre, el director de esta Casa de Estudios, el Dr. Óscar Castro Soto, dio la bienvenida, al nuevo ciclo escolar (sep-dic), a los alumnos de todas las carreras, y les dio a conocer los cambios que se han realizado en la estructura del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco tras la incorporación al Sistema Universitario Jesuita (SUJ) a través de la Universidad Iberoamericana.

En este tenor, destacó que, en este cuatrimestre ya se notan algunos cambios. “Nos acompañan nuevos profesores que colaborarán con la educación Ignaciana”, la cual distingue a las instituciones Jesuitas; la entrada en función de la plataforma inglés, en la que cada alumno podrá administrar sus tiempos para aprender esta lengua y serán libres de dominarla hasta el nivel que deseen; así como la amplificación del catálogo de actividades culturales y deportivas dirigidas a esta comunidad.

Además, el Dr. Castro Soto exhortó a los alumnos al trabajo colaborativo, pues “es uno de los sellos de nuestra Universidad”, y practicar el sentido de la responsabilidad. Adelantó que a lo largo de este cuatrimestre se definirán los órganos colegiados en los que puede participar la comunidad estudiantil, como Protección Civil.

Finalmente, el director de esta Institución realizó la entrega de los premios “el video más creativo” y “el más compartido” del concurso de Facebook “Yo soy TUVCH”, a los alumnos Zeus González y Osvaldo Navarro, respectivamente, que consistió en una lap top para cada uno.

En el acto, estuvieron presentes los directores de Vinculación, de Academia, Administración y del Medio Universitario, la Mtra. Lucía Montiel, el Ing. José Juan Valtierra, el Lic. Gerardo López y el Lic. Cuauhtémoc López, respectivamente.

“Sismo nos recuerda que somos vulnerables”: Dr. Castro

El Dr. Castro Soto también habló sobre lo sucedido el pasado 7 de septiembre, cuando algunos estados de la República Mexicana fueron sacudidos por un sismo de 8.2 grados en escala de Richter, el cual, hasta los últimos datos oficiales, ha cobrado la vida de 32 personas y ha ocasionado un sinnúmero de daños materiales, especialmente en los estados de Chiapas y Oaxaca.

Sobre esto, destacó, “el sismo nos recuerda que somos vulnerables ante la misma naturaleza”, e hizo votos para que, como universitarios, tomen conciencia sobre estos hechos que afectan a la sociedad. Los invitó a participar en el acopio de víveres que se realizará en estos días para los damnificados que se encuentran en el Istmo de Tehuantepec, región que también fue fuertemente afectada y en donde se encuentra una de nuestras Instituciones hermanas, el Instituto Superior Intercultural Ayuuk.

KNAS.

 

Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús ratifica apoyo a Dreamers

  • Lamenta el fin del DACA
  • Asegura que no se darán por vencidos en la lucha por sus derechos humanos.

La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús lamentó la decisión del presidente Donald Trump, de poner fin, dentro de seis meses, al plan migratorio “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (Daca, por sus siglas en inglés), pues asegura que “va en contra de los derechos humanos de los migrantes, uno de los sectores más vulnerables por el racismo, la pobreza y la violencia que sufren continuamente”.

Junto a la Conferencia Jesuita de Estados Unidos y Canadá, quien se manifestó mediante una carta dirigida a los beneficiaros de este programa: Dreamers (soñadores), reiteró su apoyo, y les recordaron que no están solos. “Los jesuitas, así como miles de colaboradores laicos, no nos daremos por vencidos en la lucha por sus derechos humanos”.

“Nos unimos al llamado hecho por nuestros hermanos en Estados Unidos y Canadá, para que el congreso estadounidense actúe sin retraso en la promulgación de una solución duradera  y, hoy más que nunca, nos comprometemos con la Ley de Dios, de amar a los extranjeros”, manifestó la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús a través de un comunicado.

Es importante mencionar que desde el inicio de la administración de Trump las comunidades jesuitas en ambos lados de la frontera han expresado su apoyo en distintas ocasiones. En diciembre pasado, Universidades y Colegios Jesuitas en el país del norte anunciaron que brindarían protección a sus estudiantes indocumentados, y en febrero de este año, la Asociación de Universidades confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) y el Sistema Universitario Jesuita de México (SUJ), se comprometieron a asesorar y orientar académica y jurídicamente a los estudiantes que sean deportados o retornen debido a su estatus migratorio.

Por otro lado, cabe recordar que el DACA fue promulgado en 2012 por el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y que hasta la fecha logró que 800,000 jóvenes indocumentados no fueran deportados a su país de origen, pudieran obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Cada dos años, los inscritos en este plan tenían que renovar su inscripción, pero a partir hoy, quienes lo deban hacer, tienen hasta el 5 de octubre, fecha en la que entrará en vigor esta promulgación, y ninguna nueva petición será aceptada.

 

 

Ofrecen concierto de flautas a alumnos de primer ingreso

Alumnos de primer ingreso y toda la comunidad académica del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco disfrutaron del Consort de Flautas de Pico “Voz del viento” que se presentó este 31 de agosto en el Auditorio A de esta Casa de Estudios.

Durante el concierto, el público pudo disfrutar piezas como “Esto, pastor, es tu día”, “El ruiseñor”, “Corridon, toca tu gaita alegremente”, entre otras más, bajo la interpretación de las flautistas de la Facultad de Música de la UNAM Alejandra Cerezo, Aurora Sánchez y Claudia L. Camargo, quienes entre cada melodía ofrecieron datos culturales sobre estos peculiares instrumentos musicales.

KNAS.

Así se vivió el #Eclipse2017 en el TUVCH

Desde el medio día y hasta su final, a las 14:40 horas, la comunidad universitaria, vecinos del TUVCH, alumnos de preparatorias cercanas y algunos curiosos, pudieron observar el Eclipse Parcial de Sol de este 21 de agosto.

Con los ombligos al sol, algunos, o de pie, la mayoría, cerca de doscientas personas disfrutaron del fenómeno natural, gracias a los filtros autorizados por el Conacyt que nuestra Casa de Estudios puso a disposición del público en general. También estuvieron disponibles filtros para célular y para cámaras réflex, así como dos talleres de ciencia recreativa: Mini-estufas solares y Radioscopios.

Así, con los vertiginosos giros de los radioscopios, la botana cocinada gracias a la limpia y gratuita energía solar, y la transmisión de la señal televisiva de la NASA en uno de los auditorios, el TUVCH se unió a este festejo astronómico.